EL GIMNASIO EN LA OFICINA, UNA TENDENCIA QUE COMIENZA A IMPONERSE

Publicado en Novedades

Ya sea que su lugar de trabajo esté en un distrito de negocios o en el living de casa, está comprobado que sentarse inmóvil frente a una computadora por horas va en contra del bienestar físico. La alternativa que ya aplican con éxito muchas compañías: el gimnasio en la oficina.

 

foto

Por ello, expertos en “fitness” y emprendedores están pensando fuera del box de trabajo para transformar el cubículo de una prisión sedentaria a un espacio de trabajo y entrenamiento multitarea.

“Hemos hecho gordos a los norteamericanos colocándolos en cubículos”, dijo Steve Bordley, presidente ejecutivo de TrekDesk. La solución que Bordley propone es una estación de trabajo diseñada para ponerse en forma sobre una cinta de caminar. “Hay un  problema de obesidad en cada país desarrollado, incluido China. En todas partes, (los trabajadores) están sentados”, dijo Bordley, desde su escritorio montado sobre una cinta, durante una entrevista telefónica.

foto

Habitante de Scottsdale, en Arizona, Estados Unidos, Bordley agregó que desarrolló TrekDesk luego de una lesión que padeció en el 2008 y complicó su estilo de vida activo. “No podía correr más, así que empecé a experimentar con una cinta para caminar”, dijo Bordley.

foto

“Ocurrió una epifanía: caminar es un ejercicio muy poderoso. Mis problemas de espalda desaparecieron, bajé 26 libras (11,8 kilos) y dormía genial”, agregó. La meta diaria para adultos saludables en un programa de caminata es de 10.000 pasos, según el Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva.

La mayoría de los adultos sedentarios caminan menos de 5.000. El trabajo y entrenamiento multitarea está en nuestros genes, según Bordley, quien ya vendió miles de sus productos en todo el mundo.

“Evolucionamos por millones de años para movernos en el entorno salvaje (…) Nuestro cuerpo fue diseñado alrededor del movimiento”, dijo. “Son las personas que están sentadas todo el día las que tienen que luchar contra el letargo”, añadió.

Cuando se trata de hacer papeleo, la entrenadora personal e instructora de fitness Chris Freytag prefiere pararse. “Estoy totalmente enamorada de mi estación de trabajo de pie”, manifestó.

El escritorio sobre la cinta de caminar es un concepto genial, pero es grande. Yo pondría el mío en el sótano, pero no voy a trabajar en el sótano”, agregó. Como presidenta del Comité de Directores del Consejo Estadounidense sobre Ejercicio (ACE por su sigla en inglés),

Freytag sabe perfectamente de la necesidad de mantenerse en movimiento aún cuando debe pasar mucho tiempo en su escritorio.  

Para ella, la belleza de la estación de trabajo de pie yace en su movilidad. “Uno la puede llevar al cuarto familiar o transportarla por la casa”, señaló. “Es fácil de usar y accesible, y literalmente cambió mi vida”, detalló. Freytag dijo que sólo pararse la mantiene motivada y quema una caloría extra por minuto.

Para aquellos con presupuesto ajustado, el doctor Cedric Bryant, jefe científico de ACE, tiene otra solución. “Invierta en unos auriculares”, aconsejó.

“Manejo todos mis llamados parado o caminando”, añadió. Bryant contó que salir del edificio de trabajo es una tendencia corporativa creciente y que él mantiene la mayor cantidad de reuniones que puede de pie o caminando.“Otra estrategia sería establecer un recordatorio en el equipo de trabajo para salir y moverse por cinco minutos cada hora”, agregó.

Por su parte, la entrenadora personal Shirley Archer, expresó: “Todos los que permanecen sentados frente a una computadora tendrán problemas con el tiempo. La vida solía ser más desafiante. Ahora ni siquiera empujamos las puertas para abrirlas”. 

foto